/\ Vive tu Camino, Shinobi/Kunoichi /\
 
ÍndiceGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ~ Pitágoras de Zetsu.

Ir abajo 
AutorMensaje
Adolf Hitler

avatar

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: ~ Pitágoras de Zetsu.   Mar Feb 15, 2011 1:55 am

~ [I] Estudio del Chakra, Naturalezas, entre otras cosas ~

Zetsu, como obviamente siempre hacía. Se dirigió a la biblioteca en busca de mejorar su conocimiento. Al llegar, este tomó un libro (El chakra, fuente de vida) y lo empezó a leer como si nada. Leyó algunos conceptos que le brindaron recuerdos de sus tiempos en la academia. Aunque también habían cosas y pequeños detalles que este no conocía. Recordó entonces como el profesor le decía claramente:

El chakra, es un poder invaluable. Gracias a este mismo, todos los seres vivos del planeta podemos estar vivos. Nosotros, los animales, las plantas. Cada uno de ellos contienen chakra en su interior. Impresionante, ¿no es así? Nosotros, como hemos evolucionado y gracias al Rokudô Sennin, pudimos entonces implementar el chakra para el uso del ninjutsu, genjutsu, iryoninjutsu, entre otros tipos. Para los que no sabían el chakra está en todo nuestro cuerpo, desde la punta de nuestro cráneo hasta los dedos de nuestros pies. Este, comparte una característica con el sistema circulatorio, rota y fluye por todo nuestro cuerpo a gran velocidad mediante meridianos y canales de chakra, los cuales son iguales a las venas, sólo que por ellos fluyen chakra. Los meridianos están repartidos por todo nuestro cuerpo y estos son los encargados de hacer fluir y distribuir nuestro chakra, por eso, algunos ninjas atacan a tales puntos para dañar los meridianos y hacer imposible el uso de técnicas ninjas (jutsus). Como verán, el chakra es muy importante para nosotros, tanto así, que una succión rápida o mucho daño entre los canales de chakra puede dificultarnos nuestro futuro (dañando permanentemente el cuerpo y hasta provocando la muerte). Pero tranquilos, ya se les entrenará para esto. Para dominar el chakra deben realizar bastantes tipos de ejercicios, ya sea mentales y físicos, sentando así las bases para el uso de estas energías y así poder manipular el chakra.



Ahora, el chakra también tiene distintas naturalezas, las cuales constituyen los elementos del planeta: Doton (tierra), Katon (fuego), Suiton (agua), Fuuton (aire) y Raiton (electricidad), las cuales son las bases y con las cuales, nosotros nacemos (existen excepciones como el elemento Bakuton, Shakuton, etc.). Existen algunos ninjas que además, pueden controlar 2 y hasta 3 naturalezas, no obstante, esto se tiene con bastante entrenamiento y meditación. Cada elemento tiene su propiedad o característica, que le da como un ''poder extra'' al chakra. Por tales habilidades, los elementos tienen debilidades, las cuales se representan de esta forma: Katon vence a Fuuton, Fuuton vence a Raiton, Raiton vence a Doton, Doton vence a Suiton y Suiton vence a Katon.



Estos mismos elementos a la vez tienen mezclas, con las cuales se obtienen naturalezas del chakra mucho más avanzadas, formando normalmente, técnicas de línea sucesoria o Kekkei genkai. Existen muchas variaciones en la mezcla de chakra y muchas naturalezas. Algunas de estas pueden ser: Jinton, Futton, Yôton, Kôton, Ranton, etc.



Con esto, damos por concluida la clase. En la próxima pues entonces, conoceremos cuales son vuestras naturalezas, para luego ayudarlos a desarrollarlas poco a poco.


Esas fueron las agradables palabras del ex-sensei de Zetsu. Dicho esto, terminó de leer lo que le interesaba sobre las naturalezas conocidas y pudo darse cuenta que la que más le gustaba, era Doton. Tan sólo con pensar en tal naturaleza, Zetsu se encendía con amor. Esto probaba lo cuan naturalista era esta persona. Sin embargo, este sabe que lo primero sería entrenar su cuerpo, ¿no es así?
Volver arriba Ir abajo
MiisTer

avatar

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: ~ Pitágoras de Zetsu.   Mar Feb 15, 2011 1:28 pm

Valido.
Volver arriba Ir abajo
Adolf Hitler

avatar

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: ~ Pitágoras de Zetsu.   Mar Feb 15, 2011 7:27 pm

~ [II] Antes que todo.. ¡Entrena tu cuerpo! ~

Al despertarme, me dirigí hacia el patio ya vestido y comido, preparado para lo que fuera que tuviera mi padre que decirme. Dicho de esta manera, mi padre tenía ya en el patio varios muñecos de entrenamiento clavados en el suelo, algunas armas básicas para practicar, como el shuriken y kunai. No sólo tenía esto, si no también un gran pergamino a su espalda, el cual estaba amarrado a ella. ¿Qué pensaría este? ¿Qué estaba preparando? Pues, eso era algo que no conocía. De esta manera, procedí a acercarme a mi padre, luego de obviamente analizar los objetos que este contenía en su cercanía.

Padre: ¿Estás listo, Zetsu?
Zetsu: Jaja, desde siempre - Con una mirada algo penetrante -
Padre: Pues, muy bien.. Tengo acá distintas cosas para entrenar tu cuerpo, y prepararlo así para lo que te viene..
Zetsu: Vale, vale, excelente.


Al culmino de esta conversación, vi a mi padre coger unos cuantos kunais y de esta manera, me los lanzó. Lo primero que hice fue tratar de coger uno, pero me rozó la mano y me corté, sin embargo, esto no fue problema, además que traté de agarrar otro kunai y lo que hice fue golpearme. Así, mi padre me siguió lanzando kunais, poco a poco, de dos en dos, o de uno en uno. Por cada kunai que este me lanzaba, yo me aproximaba a hacer distintas acciones, como tratar de agarrarlo con la mano, así interceptándolo con esta, rodando hacia un lado, lanzándome hacia otro lado, saltando hacia arriba, agachándome y hasta si podía haber cogido alguno de los kunais que este me lanzaba, trataba de desviar otros venideros.

Así seguimos durante unas dos horas aproximadamente, lanzándome distintos kunais, hasta que más o menos pude ''agarrarle el truco'' y mejorar esquivando así estos, cogiéndolos o tratando de desviarlos. Nuevamente, observé mi cuerpo, el cual estaba algo ensangrentado por roces de los kunais, sucio y con la ropa algo cortada por algunas partes. Sin embargo, esto a mi padre no le tomó desprevenido, y a mí menos me tomaría, así que seguimos el entrenamiento como se debe y este empezó de nuevo, lanzándome ahora esta vez, shurikens, los cuales iban mucho más rápido y con una trayectoria un poco oscilante, por lo que era aún más difícil tratar de esquivarlos. En uno de esos momentos, mi Padre me lanzó 4 shurikens, los cuales venían hacia mí con una velocidad impresionante. Parecía que por una vez, me había cansado, tanto así que por efecto de mi mente, pude ver estos a cámara lenta, me dí cuenta que era una jugarreta mental que me hacía mi cerebro por tal esfuerzo. Al saber la trayectoria de estos, salté rápidamente hacia mi derecha, donde con una mirada seria y molesta, miré a mi padre. Desde aquella vez, mi personalidad cambió, me encendí por el entrenamiento, y me regodeó saber que me gustaba y encantaba la adrenalina y el peligro de muerte. Jaja, me pareció algo anormal, pero no me interesaba.

Mi padre me vio extrañado, obviamente, mi cara no era algo normal en mí, si era malcriado normalmente, caprichoso y desafiaba mucho la autoridad, pero nunca me había visto así. Había cambiado, y de calidad permanente.. Y bueno, ¿qué más podría hacer mi padre? Pues, seguir entrenándome. Sin más, mejoré mucho más en la velocidad de mis reacciones para esquivar cosas, como agarrarlas en el are, sincronizando mi vista y mis manos y como desviarlas hacia lados y demás. Así, este me dijo que entrenaríamos ahora mi velocidad o mi taijutsu, a la vez que mejoraríamos la concentración de mi chakra y mi capacidad para moldearlo, hacerlo visible y demás, sin embargo, era hora de descansar un rato. Habíamos estado entrenando desde ya hace varias horas, por lo tanto, estaba algo agotado.

Entramos a la casa, comimos un poco, yo me fui a bañarme y cambiarme de ropa, ya que la mía estaba destrozada. Cuando entré a la ducha y sentí el agua correr por mis heridas abiertas, sentí un gran dolor, sin embargo, aguanté con fuerzas, a la vez que me acostumbraba al dolor. Después de unos minutos salí del baño como nuevo, y así, me dirigí a mi habitación para ponerme otro ropaje. Así luego de esto, bajé a la sala y vi a mi padre acostado en el sofá, durmiendo. Así, me molesté, sin embargo, lo pasé por alto y yo sólo fui a entrenar. Salí al patio y observé los muñecos aquellos. De esa manera me acerqué a ellos y me puse en posición de pelea. Así, empecé a patearlos por distintos lados mientras trataba de no olvidarme de respirar, luego empecé a golpearlos, hasta que terminé haciéndolo mixto, patada, golpe, golpe, patada, golpe, patada, patada. Así, alternando los lados y los lugares en donde arremetía contra el muñeco.

De repente, llega mi padre, y ve la escena. Yo sudando mientras golpeaba al pobre muñeco, aunque quizás el pobre era yo, quien no sabía muy bien algún arte marcial. De esta manera, mi padre se acerca a mí, y me da una demostración de como debo posicionar mi cuerpo al golpear. Así, hago lo mismo que el, pero con algunas imperfecciones en mis movimientos. Nuevamente, lo repite para que yo lo viera mejor. Y así, repetí de nuevo su postura y movimientos, buscando mejorar mi golpe. De esta manera, lo hice bien, pero debería mejorar también mi fuerza y velocidad. Sin embargo, mi padre siguió enseñándome movimientos y demás, como patear, como defenderme de un golpe venidero y tal. Me enseñó tantas posturas que mi mente parecía haberse sobrecargado, no obstante, me explicó que la practicaríamos más adelante, aunado a un montón de maneras de dañar legítimamente al adversario con el simple hecho de golpear su cuerpo.

Así, empezamos ahora otro entrenamiento, el de mejorar el control de y la cantidad de mi chakra. Mi padre, de un momento a otro, canalizó chakra en sus pies y de esta manera, lo hizo visible en ellos, mientras giraba a gran velocidad, rodeándole las zapatillas. De repente, empezó a correr con mucha más rapidez de lo normal, y en un instante, saltó hacia un árbol grande que allí teníamos y luego de un segundo, lo vi en la copa.

Padre: ¿Qué esperas? Inténtalo.

Yo, hice cada movimiento como mi padre lo había hecho. Cerré los ojos, me concentré por un momento en mi energía interior y luego traté de enviarla hacia mis pies, sin embargo, por mucho que intenté, no pasó nada. De esta manera, abrí los ojos y me enfurecí, frustrándome por tal fracaso. Lo seguí intentando numerosas veces, pero nada pasaba, hasta que mi padre me dijo que me concentrara bien, que me centrara nada más en visualizar mi chakra interior para poder moldearlo conforme a mi mente y enviarlo hacia donde quisiera. Realicé este procedimiento dictado por la boca de mi padre, cerré mis ojos, me concentré nada más en visualizar mi energía vital, desactivando mis impulsos y mi percepción de los estímulos externos en el ambiente. Por un momento lo pude canalizar en mis pies, luego de enviarlo hacia allí. Se hizo un poco visible, lo sentía rodeando mi cuerpo a una velocidad media, hasta que me cansé de intentarlo. Por tal molestia, corrí con gran ira hacia uno de aquellos muñecos, y agarrando un gran impulso y fuerza, pateé la cabeza de este con la pierna derecha, haciéndole un gran hueco en su lado izquierdo de la cara. Así, seguí desahogándome con el muñeco, descargando una fuerza influenciada por la ira del fracaso. Llegó un momento en que casi destrozo el muñeco, pero terminé completamente cansado, tanto así, que lo que hice fue tumbarme al suelo por inercia. En el suelo, me tranquilicé mirando hacia el cielo, tanto así que me relajé y me quedé dormido. Por este acontecimiento, mi padre me cargó y me llevó hacia mi habitación, donde dormí hasta la tarde.

Al levantarme como a las 5 pm, mi cuerpo adolorido me impidió levantarme. Llenó de vendas, me sentía apresado en mi propia casa. Sin embargo, con pura fuerza de voluntad, me levanté y así mismo como estaba, me dirigí al patio de mi casa para terminar con mi entrenamiento, ya que no me gusta dejar las cosas a media o imperfectas. Así, con este mismo impulso tuve que calmarme para poder concentrarme en el chakra que debía hacer aparecer en mi cuerpo, para así poder escalar el árbol como mi padre. De esta manera, repetí el anterior procedimiento, donde pude hacer aparecer más chakra y este rodeaba mis pies desnudos a una mayor velocidad que la anterior. Con este progreso, me esperancé y creí que sería fácil el escalar tal árbol, me parecía una suma estupidez, y así, empecé a correr hacia su corteza luego de abrir mis ojos. Cuando ya estaba cerca de su tronco, realicé un gran salto para adherirme a este y empezar el recorrido hacia arriba. Esto mismo hice, pero por más fuerza que hice, como al quinto paso caí de lleno contra el suelo, golpeándome aún más. Al caer, mi cuerpo se estremeció y sentí un gran ardor, pero yo de masoquista, quise seguir intentándolo.

Cuando estaba canalizando de nuevo mi chakra para tratar de escalar el árbol, mi padre salió con dos platos de ramen hacia el patio y me gritó para que fuera a comer. De esta manera, sentí un gran dolor de estómago, parecía que me había cegado por la actividad que trataba de realizar. Por este dolor, me aproximé hacia él, buscando el plato de ramen. Allí mismo en el patio quise sentarme a comer, por lo que puse el plato en el suelo y fui a buscar cubiertos (con esto quiero decir ''palitos chinos''). Me dirigí luego hacia mi plato, pero para mi sorpresa, cuando volví este ya no estaba en el patio. Levanté por casualidad mi mirada, y observé a mi padre comiéndose su plato en la punta del árbol, con mi plato en sus piernas.

Padre: ¿Tienes hambre? Pues ven y alcánzalo. No me interesa que estés cansado o agotado y dañado, sube y completa tu entrenamiento por el día de hoy, niñato.
Zetsu: ¡JAJAJA! ¡INTERESANTE! ¡MUY BIEN! (Con una leve risa maquiavélica)


De esta manera, mi mente se encendió y mi cuerpo se llenó de adrenalina. De esta manera, casi sin pensarlo, cerré mis dos ojos y con facilidad canalicé lo que me quedaba de chakra en mis pies, sobrecargándolos, tanto así que este mismo se hizo visible y giraba a una impresionante velocidad (para ser un niño de esa edad). Así, empecé a correr con una rapidez poco conocida para mí, mis pies iban a una gran velocidad. Llegó el momento de que saltara hacia el árbol y eso hice. Me adherí completamente a la corteza del tronco de este y empecé a subir con ira, con ganas de callarle la boca a mi padre y poder comer obviamente. Mi cuerpo se sentía desgastado pero no mi mente, tenía los ojos en el premio, y lo conseguiría. Tanto corrí así, que hasta tuve que saltar algunas ramas porque atravesaban mi camino. En un momento dado, mi pie izquierdo se resbaló y casi caigo, pero pude estabilizarme nuevamente cuando cogí con mi mano derecha una pequeña una ramificación del árbol.

Padre: ¡VENGA!

Seguí corriendo y corriendo, hasta que llegué a la cima y me pude agarrar de la copa de este, para alzarme hacia arriba y estar a un lado de mi padre. Este me dijo que cogiera el plato, el cual estaba en su mano izquierda. Me quedé un rato viendo el horizonte mientras mi padre bajó hacia adentro de la casa...
Volver arriba Ir abajo
τђє мąĝĝоττ§
Admin
avatar

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 12/02/2011

MensajeTema: xd   Mar Feb 15, 2011 10:56 pm

Entrenamiento Válido
Volver arriba Ir abajo
http://foronaruto-nps.activosforos.com
Adolf Hitler

avatar

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: ~ Pitágoras de Zetsu.   Miér Feb 16, 2011 12:39 am

~ [III] Sigamos entrenando tu cuerpo.. ~

Pasó una semana después de mi anterior entrenamiento. Mi padre decidió darme tantos días ya que el último había sido brutal. Tanto así que pues obviamente, quedé con el cuerpo destrozado y completamente cansado y agotado. Cuando ya me sentía bien, uno de esos días mi padre me volvió a levantar a las 5 am y me cogió por sorpresa. Así, me levanté como había hecho la última vez y este me avisó que estaría en el patio. Así, me vestí y fui a comer en la cocina, donde comí un poco de verduras y frutas las cuales ya estaban servidas, algo que me pareció extraño. Luego de esto, me dirigí hacia el patio, ansioso en el nuevo entrenamiento al que me sometería mi padre. Cuando salí hacia el patio, lo primero que vi fueron varios muñecos de madera clavados en el suelo, con esta descripción:



De esta manera, me empecé a emocionar, a sabiendas que me enseñaría un estilo de artes marciales que él usaba. Este era el Jeet Kune Do, un arte marcial que no sólo significaba un método de lucha o combate, si no también una filosofía de vida la cual yo creo que no compartiría. El Jeet Kune Do, según sabía yo de este se basaba en distintas características, como las que se presentarán a continuación.

~ El Jeet Kune Do es una teoría de Estructura abierta que apunta a la particularidad de cada individuo y no preconcebida por sistemas rígidos, cerrados y con pretensiones de generalidad. Está basado en el estudio científico de las leyes de Newton, la anatomía humana, entre otros. En este sentido "El Jeet Kune Do es muy científico".
~ Economía en el ataque y en la defensa (Ataque: Golpes vivos con los miembros adelantados. Defensa: Chi Sao)
~ Las armas para golpear y patear versátiles, sueltas, fluidas. Las fuertes herramientas a través de un pulimento continuo.
~ El ritmo roto, el medio compás y el compás de uno o de tres y medio (tanto al ataque como a la contra).
~ Entrenamiento físico, con pesas. Condición física completa.
~ El movimiento directo JKD es el ataque y en las contras lanzándose desde donde se está sin volver a la posición.
~ Movilidad corporal y juego de piernas ligero. Potencia suelta, potente acometida como conjunto. Soltura de muelle sin tener el cuerpo laxo. Conciencia mental flexible.
~ Trabajo sin crispación, tácticas de ataque inesperadas.
~ Fortaleza cuerpo a cuerpo:
Arremetidas con cambio de posición, Proyecciones, Agarres, Inmovilizaciones.
~ Combate total en el sparring, entrenamiento por contacto real sobre blancos móviles.
~ Estructura total más que parcial. Expresión individual más que colectiva, espontaneidad frente a rigidez. El entrenamiento de continuidad del yo expresivo detrás de los movimientos físicos.
~ Fluir Constante (Movimiento en recto y en curva combinados, hacia arriba y hacia abajo, derechazo e izquierdazo de gancho, pasos laterales, agacharse y evadirse, círculos con la mano).
~ Una posición bien equilibrada durante el movimiento, constantemente. Continuidad entre el empleo a fondo y la soltura.

También se debe añadir que en esta arte marcial todos los movimientos de ataque conllevan a otro de defensa o ataque. esto hace que no se derroche energia y el cuerpo "fluya" en cada pensamiento/movimiento.


Mi padre en ese momento, empezó a explicarme más sobre el Jeet Kune Do, sus posiciones de ataque y defensa resumidas y otras cosas y detalles, pero todo generalizado. Sin embargo, resaltó algo que fue impactante para mí, la filosofía que tenían los practicantes de esta arte marcial, ya que ese no era mi pensamiento, pero que más daría, ¿eso influiría en mi lucha? Creo que no, sin embargo, me dejaron pensativo y con dudas.

El Jeet Kune Do es mucho más que un método de combate. Es una de las avenidas por las que la vida nos descubre sus secretos. Más que de una técnica estamos hablando del desarrollo físico y espiritual del individuo como tal. La mentalidad frente al combate ha de ser una mentalidad de ganador, o más bien "positiva" (somos parte de la naturaleza), sin anticiparse al resultado del combate, dejando que la naturaleza fluya. Una técnica tan completa puede deformarse si quien la práctica comete uno de estos seis errores fundamentales:

1. El deseo de victoria.
2. El deseo de recurrir a la astucia técnica.
3. El deseo de mostrar todo lo aprendido.
4. El deseo de atemorizar al enemigo.
5. El deseo de jugar un papel pasivo.
6. El deseo de librarse de cualquier enfermedad que nos afecte.

El método y la constancia entrenando suelen solucionar todos estos problemas.


Luego de esto, siguió dándome especificaciones de esta arte marcial, la cual era una combinación de otras artes de lucha cuerpo a cuerpo antiguas a esta. El Jeet Kune Do se comprendía más que todo de:

~ Boxeo para la distancia media, y larga.
~ Esgrima occidental en la táctica.
~ Escrima filipina en el manejo de armas
~ Kickboxing para la distancia larga y media.
~ Wing chun para la distancia media, y golpes de mano abierta.
~ Judo para la ejecución de luxaciones, estrangulaciones, lanzamientos, y el combate en el suelo.


Ya emocionado y algo frustrado, le exclamé mi impaciencia a mi padre, y este así, empezó a realizar las demostraciones de distintas posturas y posiciones de este estilo de combate. Poco a poco me las fue enseñando a partir de estos muñecos, mientras yo trataba de simular sus movimientos. Así, se me fueron grabando las posturas, obviamente no todas, sin embargo, mi padre tenía tiempo de sobra para seguir explicándomelas. Cuando terminó de explicármelas una a una, ya era de tarde y el sol empezaba a oscurecerse, sin embargo, yo insistí en que me las volviera a explicar, pero antes de esto, fuimos hacia adentro dela casa y nos dimos un gran manjar para luego descansar un poco y seguir nuestro entrenamiento. De esta manera después de varias horas empezamos nuevamente y esta vez duramos hasta la madrugada, trabajando cada una de estas posiciones de combate para yo luego desarrollarlas a mi manera y luego entrenarlas para llegar a la perfección en el Jeet Kune Do. Mi padre, de todas maneras, antes de irse a dormir, insistió en que tomara en cuenta la filosofía y el pensamiento de los practicantes de esta arte, pero como de costumbre, lo ignoré.

Luego de que este se fuera hacia la casa, me quedé practicando las posturas de este arte, para así poder dominarlas en poco tiempo. De una en una las fui practicando, llegando a realizar una postura hasta unas 50 veces si me era necesario. Así, seguí y seguí, hasta que finalmente creí aprendérmelas. Habían pasado ya unas 24 horas y aún seguía entrenando. Estaba cansado y mis ojos se caían. Mi cerebro parecía sobrecargado y ya no aguantaba más mi cuerpo. Terminé por desmayándome allí en el suelo, todo por el simple masoquismo de el obsesivo entrenamiento que me tenía cegado. Quería mejorar y mejorar, pensé que sería fácil, sin embargo, ahora es que faltaba para terminar mi entrenamiento previo a dominar el Jeet Kune Do.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ~ Pitágoras de Zetsu.   

Volver arriba Ir abajo
 
~ Pitágoras de Zetsu.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El Origen de las Mandrágoras

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Rol Naruto Nps. :: Entrenamientos escritos . :: Libreta de Entrenamientos .-
Cambiar a: